La comunicación corporativa en las empresas necesita, cada vez más, de expertos. Y en muchos casos, esos expertos están fuera de la empresa y la mejor opción es externalizar el servicio de comunicación corporativa.

Pero entonces surge la duda: ¿Qué agencia de comunicación debo elegir?

Desde ALETREO queremos abordar en este post las 5 claves que te pueden indicar si has elegido una agencia de comunicación, acorde con tus necesidades.

Primero

En primer lugar, para conocer las necesidades de un cliente, una agencia de comunicación debe hacer una labor parecida a la de un antiguo relojero, cuando desmontaba todo un engranaje para detectar el fallo del reloj y luego lo volvía a colocar todo con mucho cuidado en su mismo sitio.

La similitud viene porque una agencia de comunicación, antes de comenzar a trabajar con un cliente, debe profundizar al máximo en el conocimiento que tiene de esa empresa. Ya sea empresa, asociación, institución o marca personal, debe conocer sus orígenes, su trayectoria, sus hitos y sus triunfos, pero también sus fracasos, puntos débiles y sus crisis.

Todo ello, le dará un perfil de ese cliente, que resulta vital, a la hora de conocer todos sus entresijos.

Segundo

Un segundo aspecto fundamental consiste en que una buena agencia de comunicación analizará la competencia de la empresa y elaborará un Análisis DAFO, con el objetivo de discernir cuáles son las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que se le plantean a ese cliente en concreto.

El DAFO permitirá ubicar a la empresa para que la estrategia de medios fluya en paralelo a la estrategia comercial.

Tercero

El tercer paso es conocer cuáles son los objetivos y expectativas del cliente. Porque la comunicación de una agencia debe ir alineada con el plan estratégico de la empresa. Ser realista con él y saber detectar todas las oportunidades de comunicación que éste esconde y que no ha sabido, o no ha querido explotar hasta ese momento.

Cuarto

El cuarto proceso supone elaborar un Plan de Comunicación, imbuido de todo el conocimiento adquirido durante los pasos 1, 2 y 3.

Con esa imagen mental que nos hemos podido formar, hemos de ser capaces de configurar un Plan, en el que se detallen las mejores oportunidades de comunicación detectadas y se elaboren los mensajes más adecuados y acordes, pensando, por supuesto en su ‘venta’ hacia los medios de comunicación.

Hoy en día los periodistas de los medios fidelizan a una agencia, en función de si sabe hacer la criba entre lo que realmente es noticiable y lo que no.

Quinto

Y, en quinto lugar, hay que elaborar un Timing de trabajo conjunto, en el que compartir con el cliente los tiempos en los que se van a realizar todas las iniciativas de comunicación.

En este sentido, es primordial cumplir dichos plazos para el objetivo de conseguir los mejores resultados posibles.