…o al menos, que esta comunicación de crisis, no sea un fracaso. Nos ocurre de vez en cuando. Y cada vez, con más frecuencia.

Nos llaman nuevos clientes apurados por una situación de crisis que bien ha estallado en los medios de comunicación o está a punto de hacerlo. Es la llamada comunicación de crisis.

Y tenemos que actuar rápido. Porque en comunicación, el tiempo es un factor determinante. Y también el dicho de que ‘quien golpea primero, golpea dos veces’.

Las crisis son parte del desarrollo de las empresas. De hecho, en los países de cultura anglosajona haber superado crisis es signo de madurez, desarrollo y de ‘buen hacer’ empresarial. El ciclo de la vida consiste en eso: subir y bajar montañas y aprender por el camino. La vida de cualquier empresa va a estar llena de sobresaltos: unos buenos pero otros no tanto.

Pero claro, estamos en España, y aquí las cosas funcionan de otra forma.

¿Cómo actuar entonces ante la crisis? 

El primero consejo es claro y unívoco: las crisis hay que preverlas.

¿Cómo lo hacemos? 

El problema llega cuando nos estalla una crisis en la cara y no la hemos visto venir. El ‘marrón’, muchas veces, puede afectar negativamente  al negocio.

Y precisamente de ese ‘marrón’ es del que quiero hablaros hoy, de esas crisis que trascienden y pueden hacernos perder clientes o empañan nuestra imagen.

Y solo si hemos previsto una crisis podremos ‘capearla’ como toca.

 

Vale, ahora ya tenemos claro, ¿pero qué preparamos y cómo? 

En primer lugar, debemos definir quiénes serán los portavoces, aquellos que hablen ante los medios y la opinión pública de lo que está ocurriendo.

A continuación, deberemos tener muy claro que, en medio de la crisis, debemos dar información actualizada al instante. La transparencia debe ser, más que nunca, nuestro objetivo.

Y por último, debemos atender las peticiones de medios de comunicación. Ellos van a ser nuestro altavoz con la sociedad.

En todo este proceso, no podemos olvidarnos de todos los afectados en la comunicación de crisis: trabajadores, clientes, sociedad…debemos ser especialmente sensibles a sus necesidades, inquitudes y ser transparentes con todo lo que contamos.

Si esta situación la gestiona un experto en comunicación, la crisis será menos crisis. Y sobre todo, no dará al traste con nuestro negocio. Es más, hay muchas empresas que han salido reforzadas tras una crisis.

Y tú, ¿ya estás preparado para tu crisis?
  • Amparo Cervantes, CEO Aletreo