Los cambios suelen ser oportunidades para aquellas marcas que saben aprovecharlos. Buena prueba de ello es la crisis del COVID-19 y cómo muchas marcas han sabido moverse y adaptar su imagen corporativa a la ‘nueva normalidad’, en la que su cliente ha cambiado tanto como nuestra vida.

En tiempos turbulentos, es importante que los valores de una marca permanezcan y, para ello, debemos prestar especial atención a la imagen corporativa de la empresa.

En primer lugar, es fundamental saber qué atributos tiene mi marca que ayudan a definir mi imagen corporativa. Estos pueden ser los mismos que teníamos antes de la situación de cambio, o bien pueden los que han evolucionado después de la pandemia.

Imagen corporativa

Pero ¿cómo sabemos qué percepción de la imagen corporativa de la marca tiene mi audiencia y público objetivo?

Para averiguarlo, nada mejor que monitorizar todo lo que ocurre alrededor de nuestra marca. Y en un contexto como el actual, las redes sociales se han convertido en esenciales para poder conocer qué dicen de mi marca y qué impresión tiene mi audiencia de la imagen corporativa. Estar atentos a lo que se dice, cómo se dice, qué reacción genera en la audiencia, nos dará la pista de si vamos por el camino que toca.

Del mismo modo, es el momento de prestar especial atención a nuestro posicionamiento y ver si tenemos nuestra marca ocupa un lugar óptimo en los buscadores.

Si se da el caso contrario, debemos trabajar en técnicas de posicionamiento orgánico (SEO) e inorgánico (SEM) para mejorarlo. En estos casos, es importante contar con un buen profesional que nos ayude a crear una imagen corporativa atractiva para los buscadores, y de esta manera para el internauta.

Además, es importante poner el foco en el branding.¿Está cuidada la imagen de mi empresa? ¿Es acorde a lo que quiero trasladar al mercado?

Si el mercado y mi audiencia han cambiado, quizás sea el momento de hacer un rebranding. Un proyecto como estetiene el objetivo de producir cambios importantes en la percepción que el público objetivo tiene de una marca y de la empresa correspondiente.

Imagen corporativa

Este rebranding incluye todas aquellas acciones dirigidas a redefinir o construir nuevamente la imagen corporativa de una compañía. Alberga tácticas como el cambio de logotipo, la renovación de la oferta de productos o servicios, penetración en nuevos mercados o sectores diferentes, el cambio del tono de comunicación con audiencia, e incluso, modificación del nombre comercial.

En definitiva, debemos poner el foco en todos los aspectos esenciales de mi empresa que puedan ayudarme a cuidar mi imagen corporativa. Y para esto, nuestro equipo de profesionales puede ayudarte conseguirlo.

#NODEJESDECOMUNICAR

#COMUNICACIÓNPOSTCOVID